Zest

El mejor amigo del hombre

Todos conocemos aquel dicho que el perro es el mejor amigo del hombre. Sin embargo, en el mundo de las inversiones, la cosa es un poco diferente.

Administrador del Sistema

16 jul. 24 min lectura

Fuente: Quotation.com

En su último post, Antonacci escribe sobre este tema, el cual me parece muy importante tratar en este momento, en el cual los mercados no terminan de recuperarse de la caída experimentada desde finales de agosto del año pasado.

Debido a la actualidad y oportunidad de este tema, voy a hacer a continuación, un resumen y traducción libres de este artículo, incluyendo sólo algunos aspectos y referencia propias.
En su post, Antonacci comienza con algunas preguntas y respuestas que son muy comunes en estos días:

“Pregunta: Cuánto crees que puede caer el mercado?
Respuesta: 89%.

Pregunta: Qué?!!!!!!                                                                                  Respuesta: Bueno, eso es lo máximo que ha caído en el pasado. Pero como los retornos pasados no garantizan retornos futuros, es posible que el mercado caiga incluso un poco más.

Pregunta: Acabo de ver mi cuenta de inversiones y está a la baja. Qué debo hacer?
Respuesta: Deja de ver tu cuenta.

Pregunta: Qué estas haciendo actualmente?
Respuesta: Lo que siempre hago… siguiendo mis portafolios”

Simple pero no fácil

Algunos inversionistas exitosos mencionan frecuentemente que ganar dinero en los mercados es simple pero no fácil. El factor emocional resulta siendo el más complicado de controlar. Debido a la aversión que tiene el ser humano a sufrir pérdidas, existe la tendencia a ver con demasiada frecuencia nuestras inversiones. Recientemente leía unas estadísticas que mencionan que en promedio un inversionista mira su cuenta bancaria unas once veces al día.

Lo primero que debemos reconocer es que nosotros no controlamos al mercado, ni la dirección que tome, ni menos aún la magnitud de sus movimientos. Lo único que podemos controlar es el riesgo que estamos dispuestos a asumir en cada operación y en un portafolio en general.

Si nosotros no somos capaces de seguir sistemáticamente ciertas reglas de inversión, es muy probable que sucumbamos a nuestras emociones y cometemos graves errores al decidir en qué momento hacer una compra o realizar una venta. Existen numerosos estudios que muestran lo malos que son los inversionistas para determinar el momento de sus compras y ventas.

Sin embargo, invertir no debería ser un proceso complicado si somos capaces de seguir firmemente ciertas reglas básicas que nos mantengan dentro del cauce del mercado. Un bote a vela no va a controlar la dirección ni magnitud del viento, pero si puede utilizar estas fuerzas para dirigirse a puerto.

El principio fundamental que un inversionista debe tomar en cuenta es aquel que se menciona en el famoso dicho de “La Tendencia es tu amiga”, en realidad es tu mejor amiga. Con la finalidad de no olvidarse de este principio, todos los inversionistas debería tener el siguiente cuadro en una de sus principales paredes:En realidad, mucha gente e inversionistas conocen esta frase, pero casi nadie es capaz de seguirla firmemente. El gran éxito de Warren Buffett se debe principalmente a la capacidad que tiene él de seguir su estrategia de largo plazo sin importarle las señales adversas que le dé el mercado en el corto plazo.  En alguna oportunidad Warren Buffett dijo: “no tienes que ser más inteligente que los demás. Tienes que ser más disciplinado que los demás.” Esta disciplina no sólo quiere decir que debes mantener tus posiciones dentro de tu portafolio en momentos de turbulencia. También quiere decir que debes re-entrar en tus posiciones cuando tu sistema así te lo indique, a pesar de las incertidumbres que te muestre el mercado.

Existen numerosas maneras de seguir una tendencia del mercado, entre loas cuales se pueden mencionar a los promedios móviles, los patrones gráficos o los indicadores técnicos. El método que yo prefiero utilizar para seguir la tendencia del mercado es el llamado Momentum Absoluto. Es muy fácil de entender y aplicar y es muy sencillo para hacer pruebas de “Back Testing”. Sin embargo, cualquiera de los métodos señalados y otros más, pueden funcionar muy bien en ese propósito.

Un segundo aspecto que todo inversionista debe tomar en cuenta es que no es necesario que compres una acción o cualquier otro instrumento de inversión en su precio más bajo ni que lo vendas en su precio más alto. Es más, yo diría que nunca debería ser tu objetivo comprar en el valor mínimo y vender en el valor máximo. La búsqueda de este objetivo sólo te generará decepción y frustración.

En realidad, tu estrategia debería identificar el inicio de una tendencia después que el mercado tocara un precio mínimo en el caso de las compras y luego de un precio máximo en el caso de las ventas. Si bien es cierto que este tipo de estrategias podrían rendir menos que un comportamiento “compre y mantenga” en un período largo de una tendencia creciente, también es cierto que te protegerá de una pérdida catastrófica en el caso que el mercado tome una tendencia agresivamente negativa como la del 2008 por ejemplo.

Los mercados sobre reaccionan

Hay muchos inversionistas que a pesar de conocer el concepto de “seguir la tendencia del mercado”, se ponen muy nerviosos apenas el mercado muestra signos de fatiga, como lo ocurrido a partir de agosto del año pasado. Hay que entender que los mercados no se mueven dentro de una tendencia permanentemente. Luego de subir durante un período, el mercado tomará una pausa y retrocederá un poco. Consolidará la tendencia y continuará su ruta. Es muy importante que los inversionistas no se salgan de su camino ni dejen de utilizar su estrategia tan pronto esto suceda y aumente la volatilidad en los mercados.

Es muy usual que estos períodos de consolidación vengan acompañados de ventas masivas de algunas acciones e instrumentos financieros. El mercado siempre sobre reacciona durante estos procesos. En estos casos, hay que aferrarnos a nuestra estrategia y esperar que este periodo pase y no perdamos de vista nuestros objetivos de largo plazo.

Siempre recordar

Numerosos estudios académicos han mostrado que el mercado se mueve dentro de una tendencia de largo plazo y reversiones de corto plazo. Cualquiera que sea su manera de acercarse al mercado, debe considerar a estas dos fuerzas que operan permanentemente. Una vez que usted entienda esto perfectamente, sólo le quedará tomar en cuenta dos aspectos más para tener éxito a largo plazo.

Primero, es muy importante tener una gran disciplina para seguir alguna estrategia probadamente exitosa. Aunque usted no lo crea, es bastante fácil acceder a estas estrategias a través de las revistas especializadas, libros y el internet.

Segundo, es paciencia. Warren Buffett dice que el mercado es el mecanismo a través del cual se transfiere riqueza de los impacientes hacia quienes sí tienen paciencia. Del mismo modo que Buffett, tenemos que tener la paciencia necesaria para aceptar los inevitables períodos de corto plazo con alta volatilidad y baja performance con relación al mercado.

Luego de estos períodos, el mercado retomará su camino y su estrategia volverá a reportar los resultados que históricamente registró.

  

Contáctanos



Zest Café: Av. Andrés Reyes 360 of. 101, San Isidro

Oficina: Av. Andrés Reyes 360 of. 701, San Isidro

+01 6101659

cs@zest.pe